5 consejos importantes para evitar constipados

Cuando el frío y el mal tiempo tocan a nuestra puerta suelen venir acompañados de los molestos refriados de todos los años. Y es que con los drásticos cambios de temperatura nuestro cuerpo se vuelve más vulnerable ante los más de doscientos virus de la gripe que nos atacan cada temporada.

Aunque los médicos dicen que las bajas temperaturas no son las causantes de los resfriados y las gripes que nos achacan, lo sí que afirman los especialistas es que las condiciones atmosféricas invernales pueden contribuir a que dichos virus se queden más tiempo en nuestro cuerpo.

5 consejos para prevenir los constipados

Pese a que sigue vigente el tópico de que la Vitamina C previene los resfriados, la verdad es que no está científicamente comprobado, por lo que nos insta a plantearnos la pregunta: ¿Qué podemos hacer para prevenir los refriados? A continuación te damos unos consejos, tan útiles como sencillos, que te ayudarán a la hora de esquivar esos constipados tan molestos.

  • Lávate las manos. Debido a que los constipados son virus que se contagian por contacto directo, lavarnos las manos a menudo y correctamente se convierte en la mejor defensa frente a los resfriados. Debemos frotarnos bien las manos con jabón, por lo menos durante veinte segundo y después aclararlas muy bien, con agua caliente si es posible. Un estudio realizado por la Marina de Estados Unidos consiguió reducir la incidencia del resfriado en un 45%, después de obligar a los soldados a lavarse las manos cinco veces al día.

  • No estornudes en tus manos. Aunque es muy correcto taparnos la boca al estornudar, debemos hacerlo con un pañuelo si es posible y hasta estornudar en nuestra manga si es necesario. Si lo hacemos directamente en nuestras manos estaremos ayudando a que el virus se propague y llegue a cualquier sitio por donde pasen nuestras manos.

  • No te toques la cara. Los ojos, la nariz y la boca son las zonas del cuerpo más sensibles para la entrada de virus. Si has tenido cualquier contacto con una persona constipada y luego te tocas la cara o los ojos tiene la probabilidad de que te resfríes es muy alta.

  • Come ajo y yogur. Al contrario que la Vitamina C, está comprobado que el ajo es un alimento que protege nuestro sistema inmune de un gran número de infecciones bacterianas. Por su parte, el yogur ayuda a las bacterias positivas que son las que crean los glóbulos blancos que nos protegen.

  • Mantén tus pies calientes. Este es el típico consejo de madre que estamos cansados de escuchar, no obstante está comprobado científicamente que mantener nuestros pies calientes puede ayudar a prevenir los constipado. La Universidad de Cardiff experimentó con un grupo de 90 estudiantes, a los que les hizo meter los pies en un barreño de agua fría. El resultado fue concluyente: tener los pies fríos duplicaba las posibilidades de padecer un resfriado. Los científicos afirmaban que el agua helada habría hecho aflorar los síntomas de una enfermedad que ya se encontraba presente pero aún no se había manifestado.