¿Pueden los niños tener caries?

Aunque no lo parezca y muchas veces se llegue a creer que no, lo cierto es que los pequeños de la casa también pueden llegar a tener caries. Si habíais llegado a pensar que el cuidado y la higiene de los dientes de leche no es demasiado importante porque al final se acaban perdiendo lo cierto es que no es así, ya que a partir de los tres años podrá ser desarrollada y es de vital importancia cuidar la boca.

ninos-caries

Por supuesto, para evitar esto, lo más importante será el cuidado y la higiene de los dientes de leche, ya que al final se caen y acaban siendo sustituidos por los dientes de leche. Y es que la caries, aunque no lo parezca puede acabar yendo ligada a la necesidad de ortodoncia infantil, sobre todo, si la caries no se decide tratar y acaba progresando, lo que se traduciría en infecciones, dolor y, lo que es aún mucho peor, la propia destrucción del diente. Este último tiempo haría que una ortodoncia no tuviera el mismo efecto, ya que el desarrollo normal de un diente lo reduciría. Si tuvieras dudas sobre este punto, los profesionales de clínica Peydro podrán ayudarte.

Los factores más importantes para el desarrollo de la caries dental son la cantidad y número de veces que el niño tome azúcar y también, el tiempo que el azúcar permanece en la boca. Sobre el azúcar actúan las bacterias de la boca, dando lugar a productos que lesionan el esmalte del diente y conducen a la aparición de la caries dental.

Para intentar que la formación de caries se dé en los dientes del pequeño lo primero, por supuesto, es que se cepille de manera adecuada después de cada comida. Para ello no solo es importante la técnica del cepillado que emplee sino también el propio cepillo. Un cepillo hecho a la medida de la boca del pequeño con las celdas suaves y lo suficientemente pequeñas correspondientes será un ejemplo de buena herramienta.

Por supuesto, realizar el aporte adecuado de flúor después del cepillado, ya que el esmalte dental y lo hace más resistente a la caries, disminuyendo las opciones de la aparición de caries. Y, por supuesto, su acción es mucho más beneficiosa. Por lo general es un líquido que se suele aplicar una vez al día pero lo mejor es que lo diga el propio dentista.

¿Cómo se colocan los implantes dentales?

Gran parte de los pasos quirúrgicos de los dentistas para la colocación de implantes se realiza en el consultorio del dentista y en ocasiones, en un entorno hospitalario.

dentalEncontrar a día de hoy clínicas en Internet que te ponga implantes, es muy fácil: pon en google implantes dentales.

Por lo general, casi todas las clínicas siguen el mismo procedimiento.

La anestesia local es normal para estos procedimientos de ambulatorio, pero pueden usarse otras formas distintas para sedar al paciente (sedación oral y/o intravenosa).

Es posible realizar cirugías complementarios como hacer crecer el hueso, en forma de procedimientos separados o al mismo tiempo que se coloca el implante. Cada procedimiento quirúrgico es muy distinto, dependiendo de la situación clínica, así como de las preferencias del paciente y del dentista.

El método más practicado para la colocación de implantes dentales es un procedimiento de “cirugía escalonada.” La primera etapa consiste en enterrar el implante al nivel del hueso, pero por debajo de la encía. Esto protege al implante de las fuerzas mientras cura.  Al final de este proceso de cicatrización, el implante debe exponerse quirúrgicamente al retirar parte de la encía superpuesta.

En esta segunda etapa, el cirujano mira si el implante se integró con éxito y conecta algún tipo de poste que penetra a través de la encía hacia la boca del paciente.  Este poste se llama el pilar. Los pilares vienen en muchas formas y pueden ser fabricados como parte del inventario. Se permite que la encía cicatrice alrededor del pilar y forme un pliegue o reborde a través del cual el dentista tenga acceso al implante mientras prepara la etapa final de restauración que consiste en colocar el diente o los dientes protésicos.

La investigación ha mostrado que a menudo es posible colocar un pilar bueno al mismo tiempo que el implante. Esto tiene ciertas limitaciones, pero puede eliminar la necesidad de una segunda cirugía para  el implante. No obstante, el implante tiempo suficiente de cicatrización para lograr que el hueso se osteointegre.

Los pilares también deben protegerse de las fuerzas para masticar durante este periodo para asegurar la integración ósea eficaz y la cicatrización con éxito. Una vez que los implantes han tenido la oportunidad de cicatrizar y se ha comprobado su unión, se lleva a cabo el paso final de la restauración. Esta etapa consiste en fabricar y conectar los dientes protésicos a los implantes osteointegrados con éxito.

Este método emplea un implante no sumergido de una sola pieza que tiene un reborde metálico diseñado para sobresalir a través de la encía mientras el hueso se adhiere al implante. Después de un periodo adecuado de cicatrización, puede conectarse un pilar al implante, lo que permite la fabricación de la corona para remplazar el diente faltante. Como opción, puede lograrse una técnica de una sola etapa mediante la conexión inmediata de un pilar temporal de cicatrización a un implante de dos piezas que sobresale a través de la encía, de manera muy similar al implante de una sola pieza o bien ir a una clínica de acupuntura Madrid. Ambos implantes, de una sola y de dos etapas, tienen tasas de éxito similares y es necesario que pregunte a su dentista qué sistemas usa y cuál de los procedimientos, el de una o el dos etapas, es adecuado para el paciente.

¿Cuál es la tasa general de efectividad de los implantes dentales?

Pese a los años de investigación clínica y científica, los implantes dentales no tienen una tasa de éxito del 100% total. No obstante, las tasas de éxito han mejorado en forma dramática desde la introducción de la cirugía de implantes dentales y la profesión dental puede reportar con mucho orgullo tasas de éxito muy por encima del 90% en la mayoría de los pacientes con implantes.