Claves para no engordar en verano

Las vacaciones suelen acarrear un aumento de peso debido, entre otras causas, al relax y al cambio de los hábitos de vida, horarios y pautas de alimentación. Según varios expertos, en el periodo veraniego conviene ajustar nuestros hábitos alimenticios, disfrutando de los alimentos de temporada y evitar ingestas de alimentos más calóricos que puedan favorecer un aumento de peso o una mala digestión.

Así que es aconsejable comer carnes magras como: pollo, pescado, aves y ternera baja en grasa a la plancha. Y pescados al espeto, así como tomar pasta, arroz, patata y legumbres tres veces por semana en los almuerzos, preferentemente en forma de ensalada fría, y preparar ensaladas variadas y gazpachos.

Además, aprovechando la temporada de verano que mejor que comer de la fruta típica de este periodo. Debes tomar fruta fresca de temporada en lugar de helados y dulces, beber líquido con frecuencia, tomar tantas verduras como se quiera y moderar las raciones de hidratos de carbono. Igualmente, hay que reducir el consumo de pan, y evitar picoteos de alimentos hipercalóricos como dulces y helados.

Pero no solo hay que alimentarse sanamente, una de las cosas fundamentales y más importantes es practicar ejercicio físico diario de carácter moderado, siempre evitando horarios de altas temperaturas, es decir, de 12:00 a 19:00, e intentando que la mayor parte de las actividades sean acuáticas, como natación o remo.

festival-de-natacion-cn-ponteareas-s6- fotos bajo el agua 1

La tecnología está acabando con la sociedad, por ello es aconsejable, en el período de vacaciones dejar a un lado los ordenadores, consolas y móviles, para desconectar del estrés del trabajo y evitar el sedentarismo. Disfruta del verano y de las vacaciones pero siempre con moderación. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *