Consejos para volver a la rutina

El verano nos encanta, pero ha llegado el momento de ir diciendo adiós y de dar la bienvenida al otoño (y con él a la rutina). Es hora de empezar a arreglar todos esos desajustes y malos hábitos que hemos podido ir contrayendo durante estos meses de atrás. Y es que en las vacaciones a menudo olvidamos algunas costumbres básicas que nos hacen sentir mejor, como realizar ejercicio de forma regular o mantener una dieta equilibrada. A continuación comentaremos algunas de las medidas que deberíamos adoptar para empezar con buen pie la nueva temporada.

Mente sana in corpore sano

Lo mejor que puedes hacer para iniciar la rutina es poner tu cuerpo en forma. Las personas que hacen ejercicio, ya sea de forma moderada o intensa, se sienten mucho mejor tanto física como anímicamente. Escoge el tipo de ejercicio o deporte que mejor se adecue a tus características y a tus necesidades y dedícale unas horas a la semana. Si te gusta más practicar un deporte, éste te puede servir para conocer gente o para convencer a algún amigo o conocido para practicarlo juntos.

Somos lo que comemos

Estas vacaciones has abusado de los helados y de los refrescos; tampoco has podido evitar comer en varias ocasiones fuera de casa, y no te has alimentado precisamente todos los días de verduras y de alimentos frescos. Además, has llevado tan mal control de la comida que incluso contrajiste una incómoda diarrea (para esto lo mejor es Hidrasec con Racecadotrilo) y estuviste una semana con dolor de estómago y sin salir del baño. Si este verano ha sido un festival de productos procesados y de malas costumbres alimenticias, éste es el momento de cambiar: prueba a desintoxicar tu organismo con una serie de alimentos muy beneficiosos para tu cuerpo.

El limón es un cítrico que te ayudará a depurar toxinas; aliña tus ensaladas con su jugo o bien toma un vaso de agua con limón exprimido en ayunas. ¡Empezarás a notar los efectos! Alimentos tan sanos como las frutas y las verduras te resultarán esenciales para llenarte de energía en la nueva etapa. Come variado y ¡sobre todo no abuses de las grasas ni de los azúcares!

¿Duermes lo suficiente?

Vas a tener que acostumbrarte: eso de estar despierto hasta horas intempestivas se acabó, al menos de momento (lo dejamos para más adelante). La gente que disfruta yéndose a dormir muy tarde durante sus vacaciones después sufre un proceso de adaptación mucho más doloroso, ya que volver a acostumbrar al cuerpo a un horario ajustado es difícil. Trata de irte a dormir siempre a la misma hora y no caigas en la tentación de alargarte en el sofá mirando la televisión hasta altas horas, porque si no lo pagarás caro al día siguiente: estarás malhumorado y te costará concentrarte en el trabajo (no rendirás de la misma forma). Tampoco abuses durante los fines de semana, ya que si no el domingo te costará muchísimo conciliar el sueño y empezarás la semana con muy mal pie.Cefalea-o-migraña-Imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *