La miel también cuida tu piel

MielEs dulce, antioxidante, aporta energía y cuida tu piel… ¡La miel! ¿La miel? Sí, sí. Como recordarás, hace unas semanas, incluimos la miel en la lista de productos para quitarse años, ya que tiene antioxidantes en una concentración similar a la de frutas y verduras, lo que ayuda a la eliminación de los radicales libres del organismo, renovándolo por dentro y por fuera.

Recordarás también que era fantástica para personas activas, porque aporta energía y carbohidratos. Si todo lo anterior te parecía poco, que lo dudamos, hay varios motivos por los que nuestra piel (incluso nuestro cabello) agradecerá su presencia.

El producto de las abejas es un alimento con muchísimos nutrientes: vitaminas, minerales, entre los que se incluyen calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio y zinc. Por eso, es muy efectiva para hidratar la piel, algo fundamental si queremos que tenga un aspecto saludable, suave y joven. También es muy buena para hidratar el cabello, motivo por el que se incluye en gran parte de las mascarillas naturales y en los tratamientos de belleza.

Es también muy recomendable para bebés y pieles sensibles, gracias a su poder anti-irritante. Así que ya sabes, una cucharada en la leche para endulzar, con un poco de limón cuando nos duele la garganta, con unas tostadas para empezar el día con las pilas cargadas, con un puñadito de nueces… ¡Y con nuestros productos de belleza!

Si quieres conocer más propiedades, hay muchos artículos sobre los beneficios de la miel. Por algo se la conocía en Egipto como el “néctar de los dioses”.