No a las dietas milagros

El fin del verano trae consigo dos preocupaciones. La primera de ellas la vuelta al trabajo y saber que al menos hasta navidades, si no es hasta Semana Santa o el próximo verano, no volveremos a tener vacaciones. La segunda quitarnos los kilos de más que cogemos durante las vacaciones veraniegas.

Y es que durante los meses de verano todos nos descuidamos un poco (en mi caso más de un poco por ejemplo). Comemos helados, nos vamos de vacaciones con la pareja y los amigos y solemos comer fuera o alojarnos en un hotel con buffet o todo incluido…vamos que todo lo que nos cuidamos durante once meses lo perdemos en uno. Bueno, más bien en una semana.

Alimentos ricos en calcio y vitamina D

Para perder esos kilos hay dos elementos fundamentales. El primero de ellos la zapatilla. No podemos perder sin hacer deportes. Y no, si lo estáis pensando, no vale el “sofing”, deporte olímpico de los españoles vagos. Lo segundo, la dieta. Pero, ¡OJO! cuando hablamos de dieta, hablamos de comer saludable, no de no comer.

Y, sin duda, el mayor consejo, es no hacer las famosas dietas milagro. No, es imposible perder 7 kilos en un mes, sentados en el sofá y comiendo un chuletón. Si lo perdéis así haceros la siguiente pregunta, ¿cómo es esto posible?

Lo primero de todo es que son dietas con una gran falta de calorías, de ahí la rápida pérdida de peso. Pero, solamente esto, debe indicarnos que se trata, no de una dieta, sino de una “estafa”. Primero son perjudiciales para la salud. La falta de calorías nos hará estar escasos de fuerzas al cabo de unos días. Esto hará que se produzcan mareos entre otros problemas. Eso sí, la falta de vitaminas se suple con pastillas proporcionados por ellos…casualidad de la vida.

A esto hay que añadir que los 7 kilos que cogemos en un mes los recuperas en 10 días. Por tanto, si has cogido unos kilos este verano, ponte la zapatilla y sal a correr.

 

Un pensamiento en “No a las dietas milagros

  1. Pingback: Pierde peso con la ayuda de un centro médico estético especializado | Dieta y Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *