Puntos a tomar en cuenta antes de iniciar una dieta

Por lo regular decidimos ponernos a dieta por el simple hecho de haber aumentado varios kilos, sin analizar antes nuestra rutina y los factores que han incidido en este incremento.

Después de leer este artículo tendrás claro si lo que deseas es el sacrificio de una dieta o un ajuste en tus costumbres y balance alimenticio.

Ponerte a dieta no es asunto de comer menos y listo, existen una serie de factores que influyen en la obtención de buenos resultados. Puesto que puedes hacer la dieta más estricta y sacrificada y descubrir que pasan las semanas y no hay avance.

Debes tomar en cuenta…

Es importante que tengas al menos 8 horas de sueño diarias, no es un mito, un descanso reparador optimiza la eliminación de grasa en el cuerpo.

Procura incluir en tu alimentación yogurt y frutos secos, pues los especialistas aseguran que dan mejores resultados que las frutas y verduras.

Tomar suficiente agua, te sonará a cliché pero es sumamente importante. Debes consumir al menos dos litros de agua por día, dependiendo del grado de actividad física que realices. Verás que una vez te acostumbres, tu cuerpo lo pedirá solo. Esto ayuda con el libre tránsito de la grasa que debemos eliminar.

Algunos estudios han demostrado que en los tiempos de bajas temperaturas es recomendable estar más expuesto al frío, me explico, no es que te congeles, sino mas bien que evites abrigarte más de lo necesario o poner la calefacción muy caliente, de manera que obligues a tu cuerpo a producir calor de manera natural, esto también optimiza la quema de calorías.

Comer lento es otro de los consejos que siempre escuchamos, pero que probablemente pocos ponemos en práctica. Se entiende que la prisa de los compromisos nos obligan a andar corriendo, pero es el momento de sacar el tiempo para alimentarte de la manera correcta.

A lo anterior, debes sumarle evitar malos hábitos, tales como fumar, comer dulces en exceso, las bebidas gaseosas y alcohólicas, en fin todo lo que sabemos que hace daño a nuestro organismo, pero aún así lo consumimos.

No es que te conviertas en aburrido y jamás pruebes lo que te gusta o no compartas una copa con amigos, es más bien equilibrar tu sistema alimenticio y verás cómo, probablemente, no necesites iniciar con una rigurosa dieta.

Si combinas alimentación saludable, ejercicio y los consejos que te he dado, tu cuerpo te lo agradecerá y de seguro también esas prendas que tienes olvidadas en el armario. ¡Así que manos a la obra y buena suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *