Injertos capilares seguros al cien por cien

Los injertos capilares que se llevan a cabo en Turquía son seguros al cien por cien y tienen la misma calidad que la de los que se realizan en España, siempre que se elija una clínica adecuada con todas las garantías de calidad.

De elegir las clínicas se encargan las agencias especializadas que trabajan como mediadores en España y que se encargan de contactar clientes y clínicas y de realizar todos los trámites necesarios tanto antes de la intervención como durante la misma y a lo largo del año que dura el seguimiento que se lleva a cabo al final.

Turquía es un país con clínicas muy avanzadas que son dirigidas por médicos con un gran prestigio internacional. Estos médicos cuentan con equipos profesionales de gran calidad que les ayudan a llevar a cabo sus trabajos con todas las garantías de éxito.

Dos noches de media

Para llevar a cabo estos implantes la estancia media en Turquía es de tan solo dos noches, aunque algunas personas deciden alargar una noche más para poder realizar un poco de turismo por la ciudad. Es una opción muy demandada por todos aquellos que viajan a Turquía por primera vez y quieren conocer un poco de Estambul antes de marcharse.

La intervención se lleva a cabo en un solo día y, aunque puede ser algo incómoda, no necesita que el paciente sea ingresado, sino que vuelve a su hotel sin ningún tipo de problemas. Lo único que puede ocurrir es que sienta dolor de cabeza, algo normal teniendo en cuenta los pinchazos y también el estrés.

No se trata de una intervención dolorosa y, si se siguen las indicaciones dadas por los médicos, tampoco hay problemas una vez realizada la operación. Los cuidados son muy sencillos y básicos y no obligan a realizar técnicas complicadas.

La técnica FUE

Visionando vídeos de injertos capilares en Turquía cualquier experto podrá decir que las intervenciones son idénticas a las realizadas en cualquier clínica española de prestigio, tanto en su técnica como en la calidad de los materiales.

La intervención consiste, en primer lugar, en extraer los folículos pilosos de la zona de la nuca del paciente. Esto se hace uno a uno. Del mismo modo, se implantan uno a uno en la zona a tratar. Es un proceso muy meticuloso para que el pelo quede bien distribuido y bien implantado.

Si se realiza correctamente  y el pelo comenzará a brotar en poco tiempo. Aunque hablamos de implantes de cabello lo que realmente se implanta es el folículo piloso, es decir, la persona no sale del quirófano con pelo, sino con los puntitos rojos consecuencia de los pinchazos para los implantes.

Con el paso del tiempo, el cabello empezará a brotar y crecerá al mismo ritmo que cualquier otro cabello. El proceso es el mismo que el de un pelo que cae y tiene que surgir otro nuevo para sustituirlo, pero en este caso se trata de que nazca mucho a un tiempo.

cabello

10 Usos del Aceite del Árbol de Té

Muy poca gente conoce que es el árbol de té o cuales son algunos de sus muchos beneficios. Puede que te suene por ser un remedio alternativo para la eliminación de piojos al vinagre, o por su uso contra los hongos. Pero hoy te ampliamos está información y te recomendamos nuevos usos.

Para comenzar, explicar que proviene de una planta aromática, llama Árbol de Té, cuyo aceite tiene múltiples aplicaciones medicinales, que destacan por su efectividad para eliminar infecciones provocadas por virus, bacterias u hongos, entre otras.

Pero ahí no terminan sus propiedades, pues también están vinculadas al mundo de la belleza en champús, jabones y otros productos.

Aquí te dejamos diez ideas para que te beneficies de este aceite:

  1. Eliminación de Acné:

    En este caso podemos usarlos de dos modos. El primero consiste en la prevención de sus aparición, para ello lava diariamente la zona con jabón y árbol de te. En caso de querer tratar algún granito en particular, moja un bastoncillo o algodón y aplicarlo directamente.

  2. De cara a un operación:

    En caso que vayas a pasar por asistencia quirúrgica, no te dudes en aplicarte el aceite en la zona a través de baños y masajes. Estos te ayudaran a reforzar tu sistema inmune. Tras la operación, puedes seguir haciéndolo, pero NUNCA por encima de la cicatriz.

  3. Pequeñas heridas:

    Sus propiedades curativas pueden ayudar a desinfectar una zona arañada si se aplica varias veces al día. También ayudara a acelerar el proceso de cicatrización. Esta propiedad también es efectiva en caso de moratones o hematomas.

  4. Cuidado del cabello:

    Ya sea por cabello grasos o seco, su aplicación será beneficiosa. Para ello, déjalo actuar junto con tu champú de 30 minutos a 1 hora y, después, aclara con agua abundante.

  5. Desmaquillante:

    Para ello necesitaras mezclar entre 8-12 gotas de árbol de té junto con aceita de canola. Crearas tu propia crema para desmaquillarte que además ayuda a evitar posible aparición de granitos y limpiará tu poros.

  6. Mejor manicura:

    En caso de tener las cutículas secas y dañadas, usa el té junto con un aceite esencial antes de realizar tu manicura y podrás ver como se fortalecen tus uñas.

  7. Herpes labial:

    En cuanto sientas que comienza a aparecer, aplícate unas gotas con la ayuda de un bastoncillo y veras como la infección desaparece.

  8. Antiviral:

    Ya sea por un catarro simple, un infección de oído, dolor de garganta… puedes echar unas gotas en una infusión o con miel y sentirás como todos estos dolores remiten.

  9. Masajes:

    Junto con un aceite esencial, será perfecto para poder realizar un masaje en cualquier zona del cuerpo. Nos ayudara a disminuir la sequedad y a relajar zona afectadas por agujetas o lesiones.

  10. Aplicación en animales:

    Como hemos dicho, no todas las aplicaciones son medicinales y no todas de cara a las personas. Muchas personas usan este aceite en sus mascotas, para repeler a las pulgas e, incluso, para ayudarles a desprenderse de las garrapatas.

No dudes en usarlo y beneficiarte de todas sus ventajas. Sin embargo, recuerda que como cualquier remedio natural medicinal, puede tener algún efecto secundario o contradicción, por lo que te aconsejamos que lo consultes con tu médico o farmacéutico.