¿Pueden los niños tener caries?

Aunque no lo parezca y muchas veces se llegue a creer que no, lo cierto es que los pequeños de la casa también pueden llegar a tener caries. Si habíais llegado a pensar que el cuidado y la higiene de los dientes de leche no es demasiado importante porque al final se acaban perdiendo lo cierto es que no es así, ya que a partir de los tres años podrá ser desarrollada y es de vital importancia cuidar la boca.

ninos-caries

Por supuesto, para evitar esto, lo más importante será el cuidado y la higiene de los dientes de leche, ya que al final se caen y acaban siendo sustituidos por los dientes de leche. Y es que la caries, aunque no lo parezca puede acabar yendo ligada a la necesidad de ortodoncia infantil, sobre todo, si la caries no se decide tratar y acaba progresando, lo que se traduciría en infecciones, dolor y, lo que es aún mucho peor, la propia destrucción del diente. Este último tiempo haría que una ortodoncia no tuviera el mismo efecto, ya que el desarrollo normal de un diente lo reduciría. Si tuvieras dudas sobre este punto, los profesionales de clínica Peydro podrán ayudarte.

Los factores más importantes para el desarrollo de la caries dental son la cantidad y número de veces que el niño tome azúcar y también, el tiempo que el azúcar permanece en la boca. Sobre el azúcar actúan las bacterias de la boca, dando lugar a productos que lesionan el esmalte del diente y conducen a la aparición de la caries dental.

Para intentar que la formación de caries se dé en los dientes del pequeño lo primero, por supuesto, es que se cepille de manera adecuada después de cada comida. Para ello no solo es importante la técnica del cepillado que emplee sino también el propio cepillo. Un cepillo hecho a la medida de la boca del pequeño con las celdas suaves y lo suficientemente pequeñas correspondientes será un ejemplo de buena herramienta.

Por supuesto, realizar el aporte adecuado de flúor después del cepillado, ya que el esmalte dental y lo hace más resistente a la caries, disminuyendo las opciones de la aparición de caries. Y, por supuesto, su acción es mucho más beneficiosa. Por lo general es un líquido que se suele aplicar una vez al día pero lo mejor es que lo diga el propio dentista.