Alimentos fundamentales para una buena salud

Para tener una vida sana donde reine la salud es importante cuidar la alimentación.

En este post mostramos algunas recomendaciones que son tan importantes como necesarias para mantener nuestro organismo en en perfectas condiciones y estar preparados para prevenir y curar las enfermedades que a diario a atacan a la humanidad. Que no nos encuentren débiles.

Es importante que en nuestra dieta, incluyamos todos estos alimentos (aunque está claro que, como todo, no hay que abusar demasiado).

Los vegetales

Fuente: Matteo Penzo

Fuente: Matteo Penzo

Los vegetales son plantas, o partes de ellas, que son comestibles; dejamos fuera las frutas y las semillas que forman parte de otra composición. En los vegetales nos referimos, normalmente a la hoja, tallo o raíz de una planta. Cuentan con vitaminas y antioxidantes que ayudan al cuerpo a tener un alto contenido de nutrientes, necesarios para la salud.

Beneficios:

  • Minerales que ayudan al crecimiento
  • Son ricas en potasio
  • Favorecen la piel, los ojos y los dientes, gracias a las vitaminas A y C
  • Combaten las infecciones
  • Ayudan a la cicatrización de las heridas, gracias a los nutrientes antioxidantes
  • La fibra dietética que ayuda a eliminar el colesterol malo

Es vital consumir vegetales en nuestra dieta porque nos ayudan a prevenir las enfermedades y a mantener nuestro organismo en buen estado. Sobre todo a hacer un balance en lo que comemos a diario, ya que hoy en día, mucho de los productos están procesados y no favorecen al organismo.

Frutas

Las frutas son alimentos reguladores y activadores de las funciones vitales, además de protectores, son ricas en vitaminas, minerales, fibras y micronutrientes esenciales.

Beneficios:

  • Alimentos reguladores
  • Contienen fibra y minerales
  • Vitaminas A, B y C
  • Alto contenido de agua
  • Propiedades antioxidantes
  • Previenen el envejecimiento temprano de las células

Las frutas, nos ayudan a mantener saludables la piel, el pelo, las uñas… y lo interesante es que contienen poquísimas calorías.

Frutos Secos

Se denominan frutos secos a las semillas que se caracterizan por el nivel de grasa saludable que contienen y bajo nivel de agua.

Tenemos las almendras, nueces, las avellanas, los cacahuetes, los pistachos, entre otras.

Beneficios:

  • Nutrientes
  • Proteínas
  • Minerales que el cuerpo absorbe inmediatamente
  • Elementos importantes como el potasio, el fósforo, el hierro, el calcio, el magnesio…
  • Vitaminas
  • Fibras que favorecen al intestino

Carnes

Cuando nos referimos a carne, hablamos de la parte comestible del ganado ovino, porcino y bovino que se convierte en los componentes necesario para que nuestro organismo funcione correctamente y nos ayudan al proceso de liberación de energía.

Beneficios:

  • Alto nivel de carbohidratos
  • proteínas
  • Minerales, como el hierro, calcio, fósforo…
  • Vitamina B
  • Purinas que el organismo la convierte en ácido úrico

Pescados

Comer pescado nos ayuda en el crecimiento y es muy importante para las embarazadas, lactantes y para los niños por su componentes nutritivos y saludables.

Beneficios:

  • Rico en proteínas, con un alto nivel de defensa para las infecciones.
  • Omega 3, más presente en los pescados azules
  • Hierro, yodo, fósforo, zinc, calcio, potasio…
  • Vitaminas A, D y E

También es importante agregar a nuestra alimentación huevos, lentejas, especias, aceite de oliva…

Ventajas y desventajas de comer helado

Con la llegada del verano y de las altas temperaturas, apetece más que nunca un buen helado que puede ayudar a refrescar un poco las calurosas tardes. Aunque también puede ser usado como una simple excusa, porque ¿a quién no le gusta gozar de un helado incluso en invierno?

Sin embargo, son muchos los datos que la gente conoce tiene acerca de este alimento, como que es digestivo o que engorda, entre las más conocidas. Pero hoy os vamos a dejar algunas de las ventajas y desventajas de este delicioso postre.

Ventajas

Aporta energía

Gracias al gran número de hidratos de carbono, así como proteínas. Por esto es una de las mejores opciones si se quiere ganar energía o subir de peso. Además, aquellos que están hecho con frutas contienen un gran cantidad de antioxidantes.

Elimina estrés

Este alimento, según los último estudios de la universidad de California, permite calmar los nervios e, incluso, mejorar un estado de melancolía. Todo ellos gracias a los aminoácidos Triptofano que contiene tanto la crema como la leche, sin olvidar que las propiedades del cacao levantan la moral baja.

Contiene vitaminas y minerales

Es uno de los mejores modos de aportar a tu dieta la cantidad necesaria de vitaminas y minerales necesarios, como es el caso de las vitaminas A,C,D y E, así como ácido folíco y la otiamina.

Desventajas

Contiene grasas y azúcares

La mayor parte de los helados, un 10% para ser exactos, es grasa proveniente de la leche, que al ser consumidas en grandes cantidades pueden ser peligrosa para la salud, como el nivel de azúcares que contiene, que pueden afectar a enfermedades, como la diabetes.

Alto contenido en Lactosa

Debido a estar creado básicamente a base de leche y crema, los intolerantes a la lactosa lo tienen prohibido. En caso de consumirlo, les puede llevar a sufrir graves problemas digestivos.

Aumenta el colesterol

No es un alimento a consumir por aquellos que tenga el nivel de colesterol elevado, ya que pueden derivar en peligros de enfermedades cardíacas, como accidentes cardiovasculares. 

A pesar de todo esto, a todos nos encanta disfrutar de un buen capricho helado y, por supuesto con precaución, es totalmente aconsejable disfrutar de un delicioso pecado de millones de sabores.

 

Este año nuevo sí debes conseguir tus propósitos

El año nuevo es la época ideal para llevar a cabo esa serie de propósitos que tienes en mente pero que no consigues iniciar. Existen muchos, pero algunos de los más importantes tienen que ver con llevar una vida más saludable, por lo que enero puede ser el mes del cambio tras los excesos propios de las navidades. Apúntalos en una lista e intenta llevar un seguimiento, de manera que te será mucho más sencillo no caer en la tentación y que tu fuerza de voluntad gane la batalla.

Año nuevo, propósitos nuevos

En primer lugar, puedes renunciar a algunos hábitos que hacen mucho daño a tu organismo y pueden frenarte en esa carrera hacia la meta de la vida saludable. Dejar de fumar suele ser el primero en la lista de los propósitos de año nuevo, pero esta vez tiene que ser la definitiva. Beber alcohol no es una actividad incompatible con la vida sana, pero debes controlar su consumo o limitarlo a celebraciones especiales.

El siguiente punto de la lista es hacer ejercicio. No importa cómo, pero es necesario que muevas tu cuerpo y levantes el culo del sofá. Salir a andar, a correr, gimnasio, piscina. Son muchas las opciones de las que dispones así que adelante. Y tras la actividad, hay que dormir ocho horas para que el cuerpo se recupere y afronte el día siguiente en plenas condiciones. No descansar puede reducir tus progresos.

Comer saludablemente no se trata de llevar a cabo una dieta estricta ni de pasar hambre. Existen muchos modos de cocinar las verduras, la carne y las legumbres, por lo que sólo tienes que averiguar qué manera te gusta más. Lee sobre alimentación, infórmate, come tranquilamente, hidrátate y sobre todo no te obsesiones con la báscula. Piensa que crear un hábito sólo cuesta 21 días, y a partir de ahí todo será mucho más sencillo. ¿A qué esperas para hacer tu lista?

Con el frío mejor comer de cuchara

Ya ha llegado el frío y los malos días en los que sólo apetece llegar a casa y comer algo caliente. En este sentido, las comidas de cuchara son la mejor manera de entrar en calor y combatir ese clima tan desagradable que ya le ha ganado el pulso al verano. Son muchas las opciones de las que dispones, con múltiples ingredientes y siempre de una manera sana que nos permite estar en forma y completamente sanos.

Las legumbres es un alimento indispensable en la dieta

La cocina tradicional adquiere un gran peso en este pulso, con las legumbres como principal protagonista y un valor nutricional muy alto. Son alimentos imprescindibles dentro de nuestra dieta gracias a los minerales y vitaminas que nos aportan. Tienen mucho hierro, fibra, magnesio, calcio y muchos más, además de diferentes aminoácidos que te mantendrán con la máxima energía. Además, no suponen un gran desembolso y son muy versátiles en la cocina, ya que aceptan prácticamente cualquier acompañamiento, tanto verduras como carne y pescado.

También para comer de cuchara es importante conocer los beneficios de la patata. Tiene múltiples variantes según cómo la cocinemos, por lo que es otra buena opción para comer diferente cada día de la semana, pero siempre caliente, sano y nutritivo. De esta manera, tienes muchas opciones para prepararte un menú semanal, con diferentes platos y necesidad de cocinar absolutamente todos los días.

Las recetas tradicionales más destacadas de muchas localidades tienen mucho que ver con este tema. Un ejemplo claro es el cocido madrileño, con su sopa y sus garbanzos. Pero también lo es la fabada asturiana, las lentejas castellanas, las alubias pintas o las patatas con carne o con pescado, siendo una delicia todas ellas. Si después de tantos años siguen siendo tan deseadas por algo será, ¿no?

Pierde peso con la ayuda de un centro médico estético especializado

El sobrepeso y la obesidad son unos de los problemas que persiguen a un número demasiado elevado de personas en este país, debido principalmente a unos hábitos alimentarios nada saludables. Dos situaciones que aparecen en nuestro cuerpo como consecuencia de un desequilibrio energético entre las calorías que gastamos y las que consumimos, siendo evidentemente superiores las segundas.

perder-peso-de-la-mano-de-profesionales

Y es que tanto la obesidad como el sobrepeso presentan un significativo aumento de peso por encima de lo normal, aunque hay que diferenciar entre ambas, ya que tendemos a confundirlas. Estaremos hablando de sobrepeso en aquellos casos en los que se cogen unos kilos de más por una causa concreta, como unas vacaciones o unas navidades en las que te has pasado un poco con los polvorones. Un aumento de peso al que se le puede poner solución fácilmente si no lo dejamos pasar y tomamos las medidas oportunas, como comenzar una dieta saludable y realizar algo de ejercicio físico. Mientras que cuando esos kilos de más son demasiados e incluso pueden complicar la vida diaria poniendo en peligro tu salud, el término exacto será el de obesidad.

Ambas situaciones no son nada recomendables para nuestro cuerpo ni para nuestro organismo, sobre todo en aquellos casos de obesidad en los que el peso de una persona llega a ser 20 kilos superior al recomendado. Una fase algo complicada y que puede resultar peligrosa si no se toman medidas antes de que sea demasiado tarde, ya que puede desembocar en problemas como la diabetes, hipertensión, problemas cardiovasculares…

El problema es que en muchos casos, esta obesidad ha llegado como consecuencia de un estilo de vida y una dieta alimentaria que puede resultar muy difícil de cambiar a día de hoy. Por ello cada vez son más las personas que deciden dar un paso adelante y ponerse en manos de profesionales con el objetivo de encontrar una solución definitiva. Y aquí es donde entran en escena los centros médicos estéticos, que cada vez reciben más clientes en busca de deshacerse de esos kilos de más y comenzar a disfrutar de una figura totalmente diferente y renovada.

Una alternativa que cada vez se muestra como la mejor opción para asegurar esa bajada de peso que parecía imposible. Un plan de adelgazamiento personalizado unido a las técnicas más efectivas te ayudarán a adelgazar rápido y deshacerte de los kilos de más de la forma más sencilla posible, y todo ello sin la necesidad de tener que someterte a cirugía, y es que tal como afirma la reputada doctora Carmen Torrejón, especialista en el mundo de la medicina estética, la cirugía para adelgazar es una solución nada recomendable a la que la gran mayoría recurren como medida desesperada.

Lo ideal es encontrar un centro médico estético que pueda ayudarte a luchar contra la obesidad y el sobrepeso de una forma natural y saludable, sin que tengas que tomar ningún riesgo innecesario y de manera personal. También es importante que te presenten un plan que te permita garantizar que una vez hayas perdido esos kilos de más, no vuelvan a aparecer de la noche a la mañana (la cruda realidad de las famosas dietas milagro).

Por supuesto la práctica de ejercicio físico y una dieta sana y saludable nunca estará de más y sin duda te ayudarán enormemente a conseguir tu objetivo. De modo que si quieres verdaderamente acabar con la obesidad y comenzar a sentirte a gusto contigo misma, ya tienes los ingredientes necesarios. Ahora tan solo te toca armarte de valor y cumplir con lo que se te pide. ¿Te animas?

Lucha contra el cáncer de testículos

Hace dos semanas recibí la noticia más dura de mi vida. En un análisis médico a causa de un pequeño bulto me dijeron que tenía un pequeño tumor en los testículos. El diagnóstico, dentro de la gravedad, tenía una cosa positiva: al estar tan localizado no habría problema en quitarlo. Pese a que no habrá problema en superarlo, ni siquiera hará falta quimioterapia, solo hay una cosa que me quita el sueño: hay riesgo de que en un futuro pueda volver a tenerlo.

Por ello toca prevenirlo. ¿Cómo se previene algo si tienes excesivo riesgo de tenerlo? Parece una pregunta difícil, pero no es tanto como parece. O al menos, ese es mi pensamiento, ya que, hay que señalar, que en estos momentos solo queda ser positivo, así que mejor ver la botella medio llena que medio vacía.

20100712_mgb_Cáncer_de_testículo_

El primero de los consejos es el que a mí más me está costando. Si eres fumador, rompe los cigarrillos que tengas, coge una hucha y deja ahí el dinero que gastas fumando. Si eres como yo, de los que se fuma un paquete cada dos días, te servirá con dejar cinco euros en ese espacio de tiempo. En este tipo de tumores, el tabaco no es la especial causa, pero también influye. Verás como en un tiempo, además, tus pulmones mejoran. Y, sobre todo, te alegrarás cuando en un mes hayas ahorrado 75 euros.

También debes cambiar tus hábitos alimenticios. En mi caso nunca me ha gustado la verdura, pero son ya dos semanas las que llevo comiendo ensaladas y judías. De momento es con lo único que me atrevo, y eso sí, a base de beber mucha agua. A quien le guste le costará menos (yo debo reconocer que soy muy raro para las comidas). Fundamental también que la dieta sea muy rica en frutas.

El ejercicio físico también es importante. Pero cuidado. El tratamiento inicial suele ser fuerte, aunque no haga falta quimio, por lo que tus fuerzas estarán debilitadas. Por tanto, es aconsejable que al comienzo del tratamiento el deporte que hagamos sea caminar. Poco a poco iremos aumentando la carga, pero importante no excederse al principio pues nos puede debilitar el organismo.

Son los tres consejos principales. Eso sí, el más elemental, y que nombro por si acaso, es acudir a todas las revisiones y hacerse continuos análisis sanguíneos. Si, como yo, tienes un grave riesgo de que vuelva a aparecer te evitará que el problema no pueda tener solución por estar muy avanzado.

Y, por último, lo repito, positivismo. Nunca he sido una persona positiva, especialmente en los últimos tiempos, pero esto me ha reforzado. Ahora veo la vida de otra manera. Un cambio tan grande que de haberme pasado antes habría actuado de manera distinta en la mayoría de mis actos. Pero ahora eso no sirve, ahora la principal batalla es otra. Llevo toda la vida siendo portero de fútbol y, ahora, os aseguro, intentaré parar el penalti más importante de mi carrera. Y os adelanto una cosa, sé por el lado que lo va a tirar, así que, seguro que lo paro.

Imagen: Ferato.com

No a las dietas milagros

El fin del verano trae consigo dos preocupaciones. La primera de ellas la vuelta al trabajo y saber que al menos hasta navidades, si no es hasta Semana Santa o el próximo verano, no volveremos a tener vacaciones. La segunda quitarnos los kilos de más que cogemos durante las vacaciones veraniegas.

Y es que durante los meses de verano todos nos descuidamos un poco (en mi caso más de un poco por ejemplo). Comemos helados, nos vamos de vacaciones con la pareja y los amigos y solemos comer fuera o alojarnos en un hotel con buffet o todo incluido…vamos que todo lo que nos cuidamos durante once meses lo perdemos en uno. Bueno, más bien en una semana.

Alimentos ricos en calcio y vitamina D

Para perder esos kilos hay dos elementos fundamentales. El primero de ellos la zapatilla. No podemos perder sin hacer deportes. Y no, si lo estáis pensando, no vale el “sofing”, deporte olímpico de los españoles vagos. Lo segundo, la dieta. Pero, ¡OJO! cuando hablamos de dieta, hablamos de comer saludable, no de no comer.

Y, sin duda, el mayor consejo, es no hacer las famosas dietas milagro. No, es imposible perder 7 kilos en un mes, sentados en el sofá y comiendo un chuletón. Si lo perdéis así haceros la siguiente pregunta, ¿cómo es esto posible?

Lo primero de todo es que son dietas con una gran falta de calorías, de ahí la rápida pérdida de peso. Pero, solamente esto, debe indicarnos que se trata, no de una dieta, sino de una “estafa”. Primero son perjudiciales para la salud. La falta de calorías nos hará estar escasos de fuerzas al cabo de unos días. Esto hará que se produzcan mareos entre otros problemas. Eso sí, la falta de vitaminas se suple con pastillas proporcionados por ellos…casualidad de la vida.

A esto hay que añadir que los 7 kilos que cogemos en un mes los recuperas en 10 días. Por tanto, si has cogido unos kilos este verano, ponte la zapatilla y sal a correr.

 

El método Pose. La cirugía menos invasiva

Las personas acostumbradas a padecer la obesidad, saben que no es fácil acostumbrarse a convivir con ella. Además de un asunto estético, encierra muchos otros de un carácter más preocupante: las patologías médicas y los problemas de salud derivados del exceso de peso.

Una vez que tomamos conciencia de nuestra situación y nos decidimos a poner remedio, solemos empezar por la dieta y el ejercicio (sin lugar a dudas lo primordial), pero ¿qué hacemos cuando esto no es suficiente?

Dependiendo de muchos factores podemos decantarnos por diferentes alternativas quirúrgicas, lo principal es tener en cuenta cuales son nuestros antecedentes y grado de obesidad,

En este post hablaremos sobre la reducción de estómago  mediante el Método Pose, que va dirigido a pacientes con obesidad de tipo I, II y III (con un índice de masa corporal de entre 30 y 40). Por lo general, las personas que se deciden por el método Pose, lo hacen después de haberse sometido a otros tratamientos.

Se trata de una intervención endoscópica. Vía oral se practican una serie de pliegues en la parte superior del estómago (lo que se denomina fundus gástrico). Con esto conseguimos reducir el tamaño del estómago, con lo que lógicamente, existirá una saciedad mayor y de forma más rápida.

¿Por qué el método Pose?

Las principales razones para elegir este método son:

  • Mínimamente invasivo: la endoscopia supone evitar cirugías de mayor calado por lo que es muy recomendable para los pacientes que no pueden o quieren recurrir a estas.
  • Bajo riesgo: a pesar de realizarse mediante anestesia general, el tiempo de ingreso es como máximo de 24 horas (siendo de tipo ambulatorio en casi todos los casos)
  • Recuperación: al no existir incisiones ni puntos, el paciente puede retomar su vida cotidiana con las mínimas molestias, por lo general en unos 2 días.
  • Resultados: durante el primer mes los resultados empiezan a producirse, pero hay que tener en cuenta que, para lograr el mejor resultado, debe seguirse una vida ordenada alimentariamente hablando y en la medida de lo posible realizar una mínima actiividad física.

Si estás planteándote el someterte al método Pose, antes de nada deberías consultar a un especialista que valore tu situación, algunos de los mejores los puedes encontrar en los centros de Sanitas. Ellos podrán asesorarte para ver exactamente lo que necesitas.

La importancia de un buen desayuno

Seguro que más de una vez has oído que el desayuno es la comida más importante del día. Nuestro cuerpo ha pasado muchas horas sin ingerir alimentos y el desayuno nos da la energía necesaria y, además, mejora nuestra concentración y memoria. Si, además, quieres controlar tu peso, debes saber que el desayuno activa el metabolismo: si no desayunamos, nuestro metabolismo se ralentiza para reservar energía y, en consecuencia, le costará más quemar calorías. Asimismo, si prescindimos de esta primera comida, es probable que a lo largo del día consumamos calorías de más para compensar ese déficit inicial.

desayuno

Por todos esos motivos, es importante romper el ayuno en la primera hora desde que nos despertamos. Un buen desayuno debe incluir frutas y/o verduras, cereales y proteínas. Los alimentos ricos en fibra (cereales integrales o fruta), ayudarán a frenar tu apetito durante más tiempo, lo que evitará que piques entre horas y reducirá la hinchazón estomacal. Los alimentos con proteínas (yogur, cereales integrales o huevos), te ayudarán a prescindir de los dulces a lo largo del día (pastelería, golosinas o bebidas azucaradas).

Si las prisas te impiden desayunar tranquilamente, no te preocupes, hay algunos desayunos rápidos de preparar y consumir y muy saludables, toma nota. Un desayuno sano debería incluir cereales de grano entero (pan, tostadas…), alimentos proteicos bajos en grasas saturadas (huevos hervidos), alimentos ricos en calcio y bajos en grasa (leche, yogur, queso) y frutas o verduras (troceadas o en zumo, sin añadirles azúcar).

Unas tostadas con tomate natural, un zumo natural, queso fresco, pavo, huevos acompañados de verduras (revueltos, en tortilla o cocidos), cereales, una pieza de fruta, yogur, frutos secos, leche… Aunque poco, intenta incluir los componentes que te hemos mencionado (frutas y/o verduras, cereales y proteínas). ¡Hazlo variado y convertirás el desayuno en un verdadero placer!

Fumar, mata; dejarlo, no engorda

Uno de los mayores problemas a la hora de dejar de fumar son esos kilos de más que cogemos debido a la ansiedad. Nos falta algo, y sustituimos esa ausencia comiendo. Las mujeres son más propensas a engordar que los hombres al tomar esta decisión. En total, solemos coger cerca de 5 kilos al dejar de fumar.

La causa de todo esto es la nicotina. Además de ser el elemento que nos engancha al tabaco, nos ayuda a quemar grasas. Con cada paquete de tabaco quemamos 250 kilocalorías. A la vez, nos sube los niveles de azúcar, lo que provoca que nos hace calmar la ansiedad. Si eliminamos estos dos elementos, tenemos la consecuencia de por qué engordamos.

Por tanto, lo que debemos hacer es encontrar un sustitutivo de la nicotina que nos calme la ansiedad pero que a su vez no nos haga engordar. Es fácil de decir pero, sinceramente, muy difícil de encontrar.

dejar de fumar

Algunos estudios, como el de la revista Biological Psychiatry han encontrado la fórmula.  El producto que se ha de tomar es naltrexona. Es un medicamento que se usa para dejar otra adicción, el alcohol. Con este estudio las mujeres cogieron menos peso, mientras que un 30% de los hombres ni siquiera engordó.

Y es que evitar coger peso es fundamental a la hora de dejar de fumar. Los seis primeros meses son cruciales. La ansiedad suele ser grande y el síndrome de abstinencia nos hace engordar. Tomar este fármaco evita una gran pérdida de peso y nos ayuda a seguir con nuestro reto. Y es que son muchas las personas que retoman el vicio debido a su cambio de imagen. No pueden verse más gordos y toman la decisión de volver a fumar.

La naltrexona puede, por tanto, ayudarnos en nuestro tratamiento. Pero si lo que prefieres son remedios naturales, los hay. Lo primero de todo es beber mucha agua. Tras esto, vigilar la comida. No podemos sustituir la nicotina por chocolate, bollería o comidas con mucho azúcar, pero si por yogures, pavo, etc. Por último, ponte un calzado cómodo y vete a hacer ejercicio. Es decir, dejar de fumar debe ser sinónimo de ponerse a dieta.

Aquí tenéis nuestros consejos para dejar de fumar, pero hay una aún mayor: nunca empecéis a hacerlo.