Con el frío mejor comer de cuchara

Ya ha llegado el frío y los malos días en los que sólo apetece llegar a casa y comer algo caliente. En este sentido, las comidas de cuchara son la mejor manera de entrar en calor y combatir ese clima tan desagradable que ya le ha ganado el pulso al verano. Son muchas las opciones de las que dispones, con múltiples ingredientes y siempre de una manera sana que nos permite estar en forma y completamente sanos.

Las legumbres es un alimento indispensable en la dieta

La cocina tradicional adquiere un gran peso en este pulso, con las legumbres como principal protagonista y un valor nutricional muy alto. Son alimentos imprescindibles dentro de nuestra dieta gracias a los minerales y vitaminas que nos aportan. Tienen mucho hierro, fibra, magnesio, calcio y muchos más, además de diferentes aminoácidos que te mantendrán con la máxima energía. Además, no suponen un gran desembolso y son muy versátiles en la cocina, ya que aceptan prácticamente cualquier acompañamiento, tanto verduras como carne y pescado.

También para comer de cuchara es importante conocer los beneficios de la patata. Tiene múltiples variantes según cómo la cocinemos, por lo que es otra buena opción para comer diferente cada día de la semana, pero siempre caliente, sano y nutritivo. De esta manera, tienes muchas opciones para prepararte un menú semanal, con diferentes platos y necesidad de cocinar absolutamente todos los días.

Las recetas tradicionales más destacadas de muchas localidades tienen mucho que ver con este tema. Un ejemplo claro es el cocido madrileño, con su sopa y sus garbanzos. Pero también lo es la fabada asturiana, las lentejas castellanas, las alubias pintas o las patatas con carne o con pescado, siendo una delicia todas ellas. Si después de tantos años siguen siendo tan deseadas por algo será, ¿no?

La importancia de un buen desayuno

Seguro que más de una vez has oído que el desayuno es la comida más importante del día. Nuestro cuerpo ha pasado muchas horas sin ingerir alimentos y el desayuno nos da la energía necesaria y, además, mejora nuestra concentración y memoria. Si, además, quieres controlar tu peso, debes saber que el desayuno activa el metabolismo: si no desayunamos, nuestro metabolismo se ralentiza para reservar energía y, en consecuencia, le costará más quemar calorías. Asimismo, si prescindimos de esta primera comida, es probable que a lo largo del día consumamos calorías de más para compensar ese déficit inicial.

desayuno

Por todos esos motivos, es importante romper el ayuno en la primera hora desde que nos despertamos. Un buen desayuno debe incluir frutas y/o verduras, cereales y proteínas. Los alimentos ricos en fibra (cereales integrales o fruta), ayudarán a frenar tu apetito durante más tiempo, lo que evitará que piques entre horas y reducirá la hinchazón estomacal. Los alimentos con proteínas (yogur, cereales integrales o huevos), te ayudarán a prescindir de los dulces a lo largo del día (pastelería, golosinas o bebidas azucaradas).

Si las prisas te impiden desayunar tranquilamente, no te preocupes, hay algunos desayunos rápidos de preparar y consumir y muy saludables, toma nota. Un desayuno sano debería incluir cereales de grano entero (pan, tostadas…), alimentos proteicos bajos en grasas saturadas (huevos hervidos), alimentos ricos en calcio y bajos en grasa (leche, yogur, queso) y frutas o verduras (troceadas o en zumo, sin añadirles azúcar).

Unas tostadas con tomate natural, un zumo natural, queso fresco, pavo, huevos acompañados de verduras (revueltos, en tortilla o cocidos), cereales, una pieza de fruta, yogur, frutos secos, leche… Aunque poco, intenta incluir los componentes que te hemos mencionado (frutas y/o verduras, cereales y proteínas). ¡Hazlo variado y convertirás el desayuno en un verdadero placer!

Incorpora fibra a una dieta saludable

Text Your Ex Back By Michael Fiore

align: justify;”>La típica pregunta de anuncio de televisión para abarcar este tema sería: ¿Sufres de estreñimiento? Nosotros no sólo nos remitimos a esta pregunta, sino que vamos más allá para contaros las innumerables ventajas que proporciona la fibra en el correcto funcionamiento del organismo.

fibra

Si bien la fibra no es un nutriente porque no participa directamente en los procesos metabólicos del organismo, es un buen complemento alimenticio cuya importancia reside en facilitar las funciones fisiológicas básicas de nuestro organismo. La Organización Mundial de la Salud establece 25 gramos como cantidad mínima diaria recomendada. Según los estudios nutricionales existen diferentes motivos para tomar fibra:

-En primer lugar, su ingesta es ideal para aquellas personas que estén realizando algún tipo de dieta de adelgazamiento, porque aparte de prolongar la sensación de saciedad durante largas horas, ayuda a quemar el exceso de grasas.

Previene diferentes de enfermedades como la diabetes tipo 2, y algunos tipos de cáncer. Debido, esta última patología al poder de la fibra de arrastrar radicales libres del oxígeno y reducir el estrés oxidativo del organismo.

Mejora el funcionamiento del sistema cardiovascular, previniendo el colesterol y el azúcar en la sangre y por consiguiente la obesidad.

-Y por supuesto, ayuda a combatir el estreñimientofavoreciendo el tránsito intestinal.

Entre los alimentos con alto contenido de fibra, que deberemos de adoptar como complemento a nuestra dieta:

Fruta

Una pieza de fruta puede llegar a contener hasta un 2% de fibra vegetal, siendo la piel la parte que posee mayor concentración de fibra. El coco posee un 10% y los higos entre un 8 y un 10% de esta sustancia. Otras frutas caracterizadas por su alto nivel en fibra son: Albaricoques, ciruelas, fresas, kiwis, cítricos, manzana, peras…

Verduras y Hortalizas

Se encuentran en el segundo escalafón de la pirámide alimenticia. Además de poseer una gran variedad de nutrientes se componen de alto contenido de fibra dietética. Los aguacates pueden alcanzar entre un 5% y un 6% de la sustancia.

Entre ellas cabe destacar: Alcachofas, coles de Bruselas, pimiento verde, cebolla, zanahoria…

Cereales y Derivados

La semilla de los cereales está envuelta por una cáscara formada por celulosa, que es el principal componente de la fibra dietética. Este alimento puede alcanzar un 45% en fibra. Otros derivados con alto contenido de esta sustancia son: Pan integral, palomitas de maíz, frutos secos, harina…

Especias

Sorprendente es la elevada cantidad en fibra que contienen los aromas de origen vegetal, llegando alcanzar hasta un 53% del alimento la canela y un 43% el orégano.

zp8497586rq