Jengibre: adiós a la gripe de un día para otro

El jengibre es una planta cuyo tallo se encuentra debajo de la tierra en forma horizontal y aparte de sus propiedades curativas es muy apreciado por su aroma y sabor picante para la cocina tradicional.

beneficios-jengibre

Crece en las regiones tropicales, estando entre las variedades de mejor calidad, procedentes de Jamaica, Australia, India, Perú y China.

El famoso médico griego llamado Galeno, lo usaba en la antigüedad para corregir tumores o defectos del cuerpo. Su colega persa Avicena lo recomendaba como afrodisíaco. Sus propiedades no han pasado inadvertidas a lo largo de los siglos en Asia, siendo una de las plantas más usadas para diferentes usos, incluso como anti-veneno contra las picaduras de algunas serpientes, como la cobra.

En investigaciones posteriores se ha demostrado que la raíz de jengibre es un efectivo tratamiento contra el vómito y las náuseas, bien causadas por medios de transporte, por exceso de mucolítico, bien estando embarazada o por una posible radiación de la quimio.

Se usa en té y otras muchas variedades para evitar el sobrepeso, ya que reduce la inflamación y promueve la sensibilidad a la glucosa, factores que influyen en la perdida de peso. Entre sus propiedades se cree que aumenta los niveles de serotonina, un neurotransmisor que además de regular el estado de ánimo (cuando caes en depresión tus niveles de serotonina están por el suelo) regula el control del apetito, proporcionando una falsa sensación de lleno.

raiz-de-jengibre

Como Curo la Gripe o el Catarro

Todos esos beneficios están muy bien, pero como me quito de un día para otro el catarro.

Para preparar una dosis, cogemos una medida entre 120 o 250 gramos de jengibre para un litro de agua, cuanto más echemos más picante estará, pero si echamos muy poco no será tan efectivo como buscamos.

La forma de prepararlo es muy sencilla. Picamos en rodajas o en cualquier forma elegida la raíz de jengibre. Una vez picada la vertemos en un litro de agua, ponemos el agua a calentar a fuego lento (no muy alto para que extraiga bien el jugo) y lo dejamos como unos 20 minutos, el tiempo suficiente para exprimir todo el jugo del jengibre. Lo colamos para que solo nos quede el agua con el jengibre y tiramos la raíz triturada ( para saber si está bien exprimida puedes probar un trozo de raíz, tendría que ser insípida, si pica un poco todavía puedes usarla para una segunda extracción).

Mejor tomarlo caliente, y el litro entero. Si el sabor nos parece muy fuerte, puedes añadir el zumo de uno o dos limones, suaviza bastante el sabor, también puedes añadir miel a gusto que disfraza bastante el sabor o jarabe de arce (aunque para mí esto último sabe peor que el jengibre). Además recuerda que no es una bebida para refrescarnos, es para quitar de golpe estas gripes que tanto nos cuesta soltar impidiéndonos hacer vida normal, cualquier tipo de deporte o simplemente desplazarnos en bici a trabajar.

jengibre

En resumen, aparte de quitar la gripe, resfriado o catarro, el jengibre es bueno para:

  • Nauseas, vómitos (sea cual sea la causa, mareos, nauseas embarazo, quimio…).
  • Dolor menstrual.
  • Disminuye dolor en articulaciones, Artritis, artritis reumática.
  • Dolor muscular después del ejercicio y dolores musculares en general.
  • Regula el metabolismo, Falta de apetito.
  • Nos ayuda a recuperar la forma.
  • Gripes, Resfriados, Catarros.
  • Mucolítico, contra la congestión.
  • Contra el asma, al ser un fuerte expectorante.
  • Previene y disminuye las Migrañas al bloquear los efectos de la protasgladina.
  • Fuertes dolores de Cabeza.
  • Mejora el flujo sanguíneo, previniendo enfermedades cardiovasculares.
  • Antidepresivo natural.
  • Combate el envejecimiento prematuro, reduce los niveles de estrés.
  • Previene el cáncer de colon y de ovario.

Como has visto,  una planta natural que puedes comprar en cualquier frutería, el kilo cuesta unos 3,5-4€ y realmente es milagroso. Este post no lo escribimos como referencia sino como experiencia personal que al ser tan gratificante nos ha animado a compartirlo, para que el mayor número de personas posible, pueda beneficiarse de esta maravillosa planta y dejar de lado esos antibióticos tan fuertes que cada vez menos nos hacen y que muchos dudan de hasta para qué sirven realmente.

Pégale una patada a la gripe y retoma tu vida normal, no dejes que nada te frene.