Acaba con el resfriado

En este último mes las bajas temperaturas y el aire propio de los meses de invierno ha provocado, como suele ser costumbre, el aumento de los resfriados. Este virus suele incubarse cuando tenemos la costumbre de respirar por la boca, de ahí la importancia de llevarla bien tapada con una bufanda o cualquier tipo de complemento, obligándonos a respirar por la nariz.

Si, pese a esto, eres de los que no puede evitar ponerse malo en estas fechas ni bebiendo 3 litros de Actimel al día para subir tus defensas, vamos a ofrecerte una serie de remedios caseros para pasar el virus lo más rápido posible.

aliviar-el-resfriado

  • Para la congestión del pecho es recomendable mezclar una cucharada de rábano picante con bastante miel. Para el mismo problema, se puede preparar un emplasto de mostaza. Es muy sencillo, sólo hay que formar una pasta con partes iguales de mostaza seca y harina mezcladas con agua tibia. Después se aplica sobre el pecho, untado en primer lugar con aceite.
  • Para la congestión nasal, uno de los remedios más utilizados es el de inhalar vapor de agua durante 10 minutos dos veces al día. Para que ese vapor llegue bien a nuestras fosas nasales, lo mejor es cubrirse la cabeza con una toalla y respirar esa agua hirviendo. Si queremos que tenga mayor efectividad inspirar vapor de eucalipto o enebro.
  • Para el constipado que provoca tos, es bueno dejar en la mesita de noche una cebolla cortada por la mitad. Así, mientras dormimos, aspiramos el aroma de esta hortaliza.
  • Para los catarros más resistentes, el remedio casero más recomendable es el de hervir agua durante 10 minutos y posteriormente añadirle 7 hojas de col o 3 tallos de puerros. Una vez hecho este paso, tomarlo a lo largo del día.
  • Una de las infusiones caseras que mejores resultados tiene a la hora de acabar con la gripe o un constipado es la formada por ajo picado, miel y limón.

Todos estos preparados son aquellos que podemos conocer como remedios de la abuela. Y, ya saben el refrán, sabe más el diablo por viejo que por diablo. Por tanto, tomen nota de estos consejos y el resfriado será historia.